jueves, 7 de febrero de 2013

GUSTAVO MARTINEZ: "CREI QUE FORT SE MORIA"

Gustavo Martínez, el hombre que más conoce a Ricardo y padrino de los hijos del empresario, habló por primera vez en Intrusos de cómo fue el momento en que se descompuso. “Pensábamos que el dolor que tenía era por unas galletitas que había comido. Es la primera vez que lo vi al borde de la muerte”, indicó conmovido.




Por primera vez, Gustavo Martínez, amigo íntimo de Ricardo Fort, habló del difícil momento que vive el empresario. En diálogo con Intrusos, se quebró al relatar como fue el proceso en el que el empresario terminó con una operación de urgencia y luchando por su vida.
“Una noche comió galletitas de chocolate, le cayó mal, le dieron Buscapina y Reliverán y eso tapó el verdadero problema. La zona abdominal la tenía absolutamente inflamada y dura, muy dura. Estaba a los gritos del dolor. Lo trasladaron a la clinica Colón (Mar del Plata) donde lo atendieron muy bien. Lo operó una inminencia de cirujano”, relató.
“Durante tres días seguidos sufrió el dolor, y aguantó. Todos pensábamos que era por lo que había comido. Cuando le hacen una tomografía computada se ve que hay una ulsuración en el duodeno y ahí dicen que tenía que ser intervenido. Como soy la persona más cercana que estaba en ese momento, firmé para que sea intervenido. Firmé para que procedan. Hablé con el hermano, Eduardo, consultamos con un médico de familia y me dio el consentimiento”.
Desde lo más sincero, Martínez dijo: “Es la primera vez que lo vi al borde de la muerte, me agarró una desesperación tremenda, creí que se moría. No podía creer lo que me habían dicho. Casi me muero”.
Si bien “no es consciente del peligro que tuvo”, contó: “Me mira enojado y me dice: ‘Sacame de acá’”.Aseguró que los hijos de Fort están en Buenos Aires, saben todo y están al cuidado de una niñera.
“Ojalá sea un punto de comienzo para que pare un poco”, pidió la persona más cercana al empresario que lucha por su vida.
Confirmó que este viernes será trasladado a Capital Federal para seguir recuperándose.